Acaba de iniciarse en Böllinger Höfe la producción en serie del Audi e-tron GT.

La pasión se une a la precisión, a la innovación y a la sostenibilidad.

Aquí, las altas prestaciones y la conciencia ambiental van de la mano: con un 100% de electricidad ecológica y calor procedente de fuentes renovables, la producción se lleva a cabo con un balance neutro de emisiones de carbono.

El proceso de fabricación también evita el papel y el embalaje, utiliza aluminio y polímeros procedentes de ciclos cerrados y, como primicia en un modelo de Audi, se ha planificado sin utilizar ningún prototipo físico.