En Cubillos del Sil (León), la instalación tendrá una capacidad para tratar 8.000 toneladas al año.

La nueva planta de reciclaje forma parte del Plan Futur-e de Endesa, aprobado recientemente por el Ministerio de Transición Ecológica y la Junta de Castilla y León

La planta entrará en operación a finales de 2023 y podría generar alrededor de 50 nuevos puestos de trabajo