• La llegada de este nuevo sistema hace accesible la carga rápida de vehículos eléctricos para la mayoría de la población, haciéndolo más accesible y fácil de gestionar.
  • El desarrollo del cargador rápido eVolve con la función Master-Satellite significa que las instalaciones con varios cargadores interconectados pueden suministrar más energía.
  • La solución se basa en la función Master-Satellite, que permite gestionar varios cargadores de satélite desde un único dispositivo maestro, lo que garantiza la reducción de los costes de instalación y mantenimiento.
  • La flexibilidad es la principal ventaja de esta nueva solución, que permite utilizar más tipos de cargadores para adaptarse a las necesidades del operador.

Circontrol evoluciona y mejora su sistema Master-Satellite para ofrecer una solución multicarga diseñada para adaptarse a cualquier necesidad y a todos los contextos de carga. Con la incorporación de la serie eVolve Rapid a la familia Master-Satellite, el nuevo sistema de carga múltiple Quick ofrecerá la posibilidad de combinar cargadores de CA y CC que sirven como maestros o satélites. Esto facilitará la creación de una infraestructura de carga personalizada adaptada a los operadores, minimizando los costos operativos y reduciendo la inversión inicial.

El nuevo sistema, que se lanzará el 14 de diciembre, también permitirá gestionar toda una serie de cargadores de CA o CC desde un único dispositivo maestro. Como resultado, y con la adición de los cargadores Satellite eVolve Rapid, ya no será necesario que cada cargador de CC esté equipado con funciones inteligentes. Además de abaratar la instalación, esto también permite que todos estos puntos de carga suministren hasta 25 kW de potencia a la vez.

En palabras de Joan Hinojo, Director General de Circontrol, «la llegada del Master-Satellite eVolve Rapid y la creación del sistema multicarga Quick democratizan la carga de alta velocidad, haciéndola accesible a toda la población. Este es un cambio de juego para la carga eléctrica en espacios públicos,brindando más energía a más personas, con mayor flexibilidad al tiempo que reduce los costos tanto para los operadores como para los usuarios finales».

Más versatilidad para infraestructuras complejas

La principal novedad del sistema multicarga Quick radica en su versatilidad. Gracias a la opción de combinar cargadores de CA y CC en el papel de maestro o satélite, cada operador puede adaptar sus cargadores en función de la potencia deseada. La posibilidad de combinar cargadores independientemente del tipo de corriente hace posible disponer de instalaciones con carga semirrápida y rápida, con la opción de elegir uno u otro según sea necesario.

En contextos donde la carga rápida es importante, esta innovación permite que varios cargadores gestionados desde un único dispositivo suministren 25 kW de potencia dentro de un rango de 100 a 920 V a todos los vehículos conectados. Se trata de una nueva posibilidad en el mercado, que hasta ahora solo permitía que la mayoría de los vehículos se cargaran a un máximo de 7,4 kW,lo que supone un salto de más de 17 kW de potencia de carga. En última instancia, esto es un aumento del 130% en la velocidad de carga para la mayoría de la población de vehículos eléctricos.

Menores costos de instalación

Con la evolución de la función Master-Satellite, el sistema quick multi-charge permite mejorar la potencia de carga sin aumentar los costes. La gestión de la carga de varios cargadores desde el dispositivo maestro significa que este es el único que requiere funciones inteligentes, como la autenticación del usuario, el pago sin contacto y la pantalla que muestra las opciones de carga y la información.

Esta distribución de funciones no solo abarata los dispositivos satelitales, sino que simplificar los puntos de carga los hace más resistentes, resultando en menos errores posibles sin perder rendimiento. Como resultado, el sistema de carga múltiple rápida es una opción perfecta para configurar una instalación de carga de vehículos eléctricos en lugares concurridos, como aparcamientos públicos, centros comerciales, empresas y flotas de vehículos, donde las velocidades de carga requeridas por los usuarios pueden variar mucho.