Para instalar y mantener todos estos puntos de recarga, EDP dispone de 5.000 kilómetros de cables y tiene una potencia contratada total de 1.600 kW, la que sumarían de media 350 hogares